En un negocio como este, la pasión por la estética y la belleza es fundamental. Formarte constantemente, aprender nuevas técnicas para ofrecer un servicio excepcional… todo esto es muy importante pero hace falta algo más para que tu negocio sea exitoso y los clientes estén encantados con tu servicio y, por lo tanto, quieran volver.

La profesionalidad se caracteriza por tener un conjunto de habilidades como la empatía, la persuasión, la paciencia, la capacidad para convertir problemas en solución y ver oportunidades, no solo por el saber hacer.

Muchos negocios carecen de estas habilidades y con el tiempo pierden clientes porque su experiencia ha sido poco satisfactoria.

Es necesario saber que a tu centro acuden clientes completamente distintos unos de otros, cada uno tiene su propia necesidad. Por ello, deberás ponerte a su servicio y mostrar siempre tu disposición a ayudarles y ofrecerles una solución adaptada exactamente a lo que necesitan o lo que les gusta. El cliente tiene poco tiempo, y quiere que todo sea fácil y cómodo. El papel de todo profesional es encontrar la mejor manera de asesorarlos y tener una experiencia única en tu centro.

 

¡Atención, toma nota! Aquí te dejamos un listado con 10 cosas que nunca debes decir a los clientes de tu peluquería o centro de estética que te puede ayudar a conservarlos y hacerlos sentir bien atendidos:

1. ‘Sobre esto yo sé más que tú, confía en mí’

Es probable que sepas más que el cliente sobre ese tema, pero no le puedes hablar así. Antes de hacerle saber que sabes más que él, acércate, escúchale, asesórale y háblale con confianza. Intenta adaptar tu oferta de servicios a sus preferencias y particularidades.

No olvides que la prepotencia es mala compañera para tu negocio.

2. ‘No te hagas este servicio’

Un ‘no’ tajante te hará quedar mal y, además, hará que el cliente se vaya del centro enfadado y busque otro lugar donde hacérselo.

Para evitar esta situación, dale otras opciones que mejor se adapten a sus necesidades y ofrece alternativas con un precio similar. Un asesoramiento personalizado después de haber escuchado atentamente al cliente y de realizarle una evaluación es sin duda la mejor solución para que el cliente esté encantado. 

3. ‘Llámame luego’, ‘Pásate en un rato y te atiendo’ o ‘te llamo luego’

Si estás ocupado y por un caso se te despista volver a llamar al cliente… ¡error! 

Lo más probable es que en estos casos el cliente se frustre y no vuelva más, y eso no queremos que pase…

Normalmente, cuando el cliente llama o se pasa a por tu centro es para pedirte información, consultarte una duda, pedirte una sesión de evaluación o reservar una cita.

Pónselo fácil, escucha lo que necesita y ofrécele una alternativa para que no tenga que esperar. Por ejemplo, invítale a pedir cita desde tu app o redes sociales, envíale un mensaje rápido con un enlace a tu calendario de citas o a tu Landing Page, con un formulario para reservar su cita…

No pierdas la oportunidad de conseguir una venta por falta de tiempo.

4. ‘Lo tengo todo lleno y no te puedo dar cita’

Aunque no tengas horarios libres ahora, ¿quién sabe si habrá una cancelación de última hora y se te quedará un hueco vacío? No te cierres puertas.

Gracias a la agenda de Ikosoft podrás apuntar los clientes que quedaron pendientes de cita y así te asegurarás de llenar ese hueco.

El cliente sentirá que te preocupas por él. Busca siempre un momento para atenderle.

5. ‘¿Cómo te llamabas?’, ‘¿Tenías cita hoy?’

La personalización y el trato cercano es FUNDAMENTAL.

 

No siempre podemos acordarnos de todo, por ello es muy importante contar con sistema de gestión que registre todos los datos de tus clientes y de tus citas recogiéndolos en su ficha.

6. ‘Así es como trabajo’

Algunos de tus clientes tendrán particularidades y preferencias especiales y requerirán que te adaptes un poco a ellos y a sus necesidades. No te cierres. A veces tendrás que ceder y adaptarte o intentar llegar a un acuerdo que os complazca a ambos. Así evitarás que tu cliente salga descontento de tu salón o centro de estética.

7. ‘No te puedo devolver el dinero. Las políticas de empresa me lo impiden’

Si el cliente no está contento, en vez de devolverle el dinero puedes proponerle usar ese valor en otro tratamiento, por ejemplo.

Así, el cliente seguirá en tu centro y tendrás la oportunidad de recomendarle productos, que puedan encajar mejor con sus necesidades y expectativas.

8. ‘Si me compras esto, me ayudarás a llegar a mis objetivos del mes’

¡No utilices esto como argumento de venta! Con ello lo único que conseguirás es incomodar al cliente y presionarlo. Incluso puede sentir que te estás aprovechando de él en vez de ayudarle.

9. ‘Nunca nos había pasado’, ‘Eres la primera persona que se queja de nuestros servicios’

Sé humilde, no trates de hacer sentir mal al cliente porque tendrá un efecto contrario en tu negocio.

Las críticas son buenas, gracias a ellas puedes aprender y ofrecer un mejor servicio. En vez de ponerte a la defensiva, escúchale, asume la queja y aprende de ella. Pide disculpas si es necesario y pregúntale cómo podrías mejorarlo.

No mientas al cliente, ni trates de hacerlo sentir mal. Has recibido quejas otras veces y no pasa nada. No utilices esta razón como escudo, porque le estarás dejando como un caprichoso.

¡Rectificar es de sabios!

10. ‘Lo siento, voy a cerrar ya. Vuelve mañana’

Cuando ha llegado el momento de cerrar y el cliente entra en tu salón o centro no le digas que vuelva mañana, porque probablemente ya no vuelva. Asegúrate la cita y no dejes pasar la oportunidad de atenderlo y ganar un cliente nuevo.

Si de verdad no puedes atenderle, puedes recomendarle reservar una cita para mañana o para otro día que le venga bien en ese preciso momento.

 

Esperamos que te sirvan de ayuda estos consejitos para saber qué no hacer en tu negocio y cómo conseguir que sea exitoso y que tus clientes estén contentos. Te recomendamos apoyarte en nuestro programa y herramientas de gestión de Ikosoft.

 

¡Encantados de atenderte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *