Nuestro cabello está expuesto durante todo el día a numerosos factores como la contaminación, el frío, herramientas de calor… que hacen necesaria una rutina diaria para evitar tener un cabello dañado y descuidado.

Es por eso por lo que en este artículo te ofrecemos 7 consejos que te ayudarán a conseguir un cabello sano y bonito.

 

¡Empecemos!

1. ¿Cómo lavarlo?

Según Diana Daureo, directora y fundadora del centro de peluquería Diana Daureo, recomienda:

“Aplicar champús que respeten el pH del cuero cabelludo y que no contengan ni sulfatos, que puede irritar y deshidratar la piel del cuero cabelludo, ni siliconas, falsean el aspecto del cabello. También, son malas compañías ya que van acumulándose en el cabello y taponan el folículo piloso”.

“Desintoxicar el cuero cabelludo una vez al mes con un producto específico, para limpiarlo y oxigenarlo en profundidad”.

“El agua mejor templada ya que el agua muy caliente estimula la producción de grasa”.

 

“El lavado debe ser suave, sin apretar mucho con la yema de los dedos ya que si presionamos fuerte estimularemos la producción de sebo”.

2. ¡Cuidado con el cepillado!

Debes cepillarte el cabello, al menos, dos veces al día. Otro dato importante es que si vas a lavarte el cabello, antes de aplicar el champú, péinate. Gracias a este paso conseguirás repartir el sebo de las raíces hasta las puntas.

3. Masajea el cuero cabelludo durante 1 minuto

El mejor momento para masajear el cuero cabelludo es al ducharte.

¿Por qué?

El cuero cabelludo es una parte fina en la que se implanta el cabello. Si no lo masajeas, este permanecerá pegado al cráneo y por tanto menos móvil. Como resultado, el cabello se apaga y se debilita provocando la caída del mismo.

 

4. El champú requiere sus fases

Para una limpieza de profesional debes cambiar las proporciones que has manejado siempre: utiliza mucha agua fresca, una cantidad de producto muy pequeña y haz la repartición en tres tiempos (desde la frente hacia la nuca pasando por la coronilla).

5. No te olvides del acondicionador

Hay una norma básica: extiende el desenredante desde la mitad hasta las puntas y distribúyelo de forma uniforme con un peine.

¡Evita los tirones!

Después, peina el cabello hacia atrás y dejar actuar la fórmula durante diez minutos.

6. ¿Cómo aplicar la mascarilla?

Lo mejor es aplicarla siempre de medios a puntas sin que el cabello esté totalmente mojado. Para ello, da unos toquecitos al pelo con una toalla para retirar el agua. Así la mascarilla aportará el 100% de sus beneficios, e incluso no será necesario mantenerla durante 10 minutos si sigues estos pasos.

 

7. El momento del secado…

Lo ideal es no utilizar una herramienta de calor a máxima temperatura.

 

Mientras retiras la humedad, utiliza siempre un cepillo redondo que permita circular el aire por su interior para permitir que se evapore la mayor cantidad de agua sin recalentar las cutículas. Con estos conseguirás una superficie brillante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *